En León tenemos la inmensa suerte de tener un amplísimo abanico de posibilidades para pasar el día o simplemente para dar un paseo, pero son pocos los que conocen los lugares más bonitos de nuestra enorme provincia. Por suerte yo conozco algunos y hoy os voy a mostrar uno de los que más me han gustado desde que tengo la afición de la fotografía. Se trata del hayedo de Argovejo, que como su propio nombre indica está situado en la localidad de Argovejo, en la montaña oriental leonesa, de la que me considero un profundo enamorado como ya os he comentado anteriormente en mi post sobre Riaño.

 

hayedo-de-argovejo

 

Si queréis saber con más precisión os pongo el mapa para llegar, cortesía de Wikiloc:

 

Como se puede ver en Wikiloc, la ruta es sencilla, incluso adecuada para niños, aunque hay que tener en cuenta que si vas en invierno o en época de crecidas deberías llevar unas botas de agua, los arroyos se suelen desbordar, aunque se puede llegar sin problema.

A los fotógrafos nos encanta hacer este tipo de fotos en los que el agua queda con ese aspecto sedoso (efecto seda), una vez que le cogemos el truco no podemos dejar de hacerlas. El sitio como podéis ver es precioso. La naturaleza nos muestra lo mejor de si misma regalándonos la vista con unos hermosos saltos de agua, un agua que casi podríamos beber de lo limpia y cristalina que está (no lo hagas). Sus resbaladizas rocas cubiertas de musgo verde adornan el paisaje dándole una fuerza cromática extra.

Caminando nos encontramos con más de esas pequeñas cascadas, a cada cuál mas bonita, tenía que fotografiarlas todas. Los árboles crecen con una inusual inclinación, como si estuvieran rindiendo pleitesía al arroyo que alimenta sus raíces. Cubierta de hojas otoñales que aportan aún más colorido al paisaje podemos encontrarnos con la siguiente cascada, probablemente la más bonita y fotografiada de todas.

 

hayedo-de-argovejo

 

Definitivamente este lugar  es mágico, sólo falta que se aparezca algún duende para decirnos que demos la vuelta y que no rompamos la tranquilidad del lugar, por que si de algo estoy seguro es de que nadie debería conocer este sitio, por desgracia estos lugares tan especiales suelen tener una excesiva afluencia de gente que hace que pierdan parte de esa magia, de ese misterio que los rodea. Se por experiencia que sitios como el Faedo de Ciñera, por desgracia, han perdido ya parte de ese encanto gracias a la masificación, sobre todo en los fines de semana. No estaría mal que regularan su acceso y el de otros muchos sitios como este que os enseño.

El colorido otoñal, como se puede apreciar, es impresionante. Sin duda esta estación es la favorita para aquellos que hacemos fotografía de paisajes. Se pueden apreciar también las vistosas hojas de color amarillo de los árboles del fondo, en perfecta armonía cromática con el resto del paisaje, todo un regalo para la vista. Sólo deseo que si alguna vez vuelvo a este maravilloso lugar, me lo encuentre tal y como lo recuerdo, limpio, lleno de vida, rebosante de color, puro e inmaculado. Y si alguien está pensando en ir, por favor, mostrad un respeto máximo, dejad todo en su sitio, no tiréis nada al suelo, mostrad admiración y cortesía hacia la madre naturaleza.

También puedes leer:   Editores de Fotos Online

 

Leave a Reply

Fotografoleon.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Banahosting (proveedor de hosting de fotografoleón.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Banahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en languedok@languedok.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información aquí.