Blog del FotógrafoFotografía

Consejos para fotografía infantil

By 4 julio, 2018 No Comments

 

¡Que difícil es fotografiar niños! Son intranquilos, juguetones y no están quietos. Sin embargo la fotografía infantil es divertida y constituye un recuerdo que perdurará siempre. No les niegues la posibilidad de verse de mayores en unas fotos de cuando eran pequeños, seguro que les encantará ver esas caritas inocentes y traviesas.

La fotografía infantil es desde mi punto de vista una de las disciplinas más complicadas que hay. La razón es muy simple, no estamos tratando con adultos que saben lo que está pasando y cómo deben actuar. Trabajar con niños requiere de dosis muy altas de una virtud que no todos tienen: La paciencia. Veamos algunos consejos útiles para llevar a cabo una sesión fotográfica infantil.

Planificar  la sesión

Es imprescindible conocer con antelación el lugar y características de la localización que vamos a usar. No es lo mismo ir a un parque que hacer fotos en un cumpleaños en el interior de una casa. Debemos saber cuantos niños vamos a tener que fotografiar y preferiblemente conocer de antemano a los padres o tutores, esto ayudará a generar confianza, del mismo modo que en el caso de las bodas o retratos.

 

Paciencia

Prefiero repetir este punto, es importantísimo, los niños son inquietos y juguetones, por si fuera poco es posible que no entiendan lo que está pasando, sobre todo si son muy pequeños. Es recomendable ganarse la confianza de los niños, incluso jugar con ellos si es necesario.

Persistencia

Es recomendable no dejar pasar ese ángulo que tanto te ha gustado, si no puedes fotografiarlo inmediatamente es posible que más tarde tengas otra oportunidad. Los niños no paran quietos, no lo olvides.

También puedes leer:   Catedral de León

Tirarse al suelo

Sin miedo, que los niños te vean a su altura. Además podrás lograr otros ángulos interesantes que no puedes encontrar si estás de pie, recuerda que son más bajitos.

 

Enseñar las fotos

Será gracioso ver las reacciones de los niños al verse en la pantalla. Les parecerá curioso e incluso es posible que ellos mismos tengan la iniciativa de realizar  más fotos. Intenta no enfadarte con ellos si tocan o ensucian la cámara, perderás los puntos que hayas ganado.

Interactúa con los niños

Jugar con ellos es buena idea. Lo importante es ganar su confianza a toda costa. Hablar con ellos, contar  chistes, todo lo que se te ocurra puede ser interesante para captar su atención.

Compra su confianza

Algunos niños son más difíciles que otros, no es mala idea proponerles tratos a cambio de chuches o cualquier otra cosa que se haya pactado previamente con los padres o tutores.

Hacerles fotos cuando no miren

No debemos centrarnos solamente en que nos miren fijamente a la cámara, a veces es mejor pillarles desprevenidos, seguro que captas algún momento gracioso o interesante. En el caso de que sea un grupo de niños, puedes turnarte para que los niños se  relajen.

Usa objetos para llamar su atención

Cualquier cosa que tengas a mano puede servir para captar su atención y ganar confianza, un juguete, una pelota, un palo de madera, etc.

Hacer muchas fotos

Incluso en modo ráfaga, a veces nos perdemos pequeños detalles que solo podemos apreciar si hacemos muchas fotos seguidas, siempre hay tiempo de borrar las que sobran, pero es posible que no volvamos a fotografiar esos niños.

También puedes leer:   Basílica de San Isidoro de León

 

Usar la mínima iluminación posible

Puede ser demasiado estresante cambiar la iluminación cada poco, los niños no van a estar mucho tiempo quietos. Si es posible lo mejor es aprovechar la iluminación natural y olvidarse de focos, flashes, etc.

Los niños no tienen mucha paciencia

Sobre todo si algo no les interesa, perderán el interés y eso se verá reflejado en las fotos. Plantea la sesión de fotos como un juego y aguantarán mucho mejor hasta el final del trabajo.

Ten el permiso de los padres

Puede parecer una obviedad, pero es imprescindible contar con  un permiso firmado de los padres de los niños. Son menores y no pueden decidir por ellos mismos. Este paso es sumamente importante, nos ahorraremos futuros disgustos y problemas legales.

Leave a Reply

Fotografoleon.com te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Banahosting (proveedor de hosting de fotografoleón.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Banahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en languedok@languedok.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información aquí.